viernes, marzo 30

Victoria Mil en el ciclo Open Amia

Intro

Todos sabemos lo que sucedió en la Amia el 18 de julio (fecha de mi cumpleaños) de 1994. Pero lo que no sabía (por no haber ido nunca a la embajada) era que la entrada al auditorio iba a ser un tanto molesta. Para empezar, el señor encargado de la seguridad se mostraba muy interesado por nuestros quehaceres. En un lapso de 20 min., nos preguntó si estábamos para el recital, si teníamos las entradas, si las habíamos llenado con nuestros datos (era requisito para entrar, junto con el DNI), si íbamos a entrar en ese momento (tocaba Lucas Martí), si nos podíamos correr para hacer la fila…Lo único que faltaba era que nos preguntara si habíamos llegado a la embajada en una combi…Más allá de eso, es dable mencionar que todas las preguntas fueron hechas con amabilidad. Luego de esperar, de hablar, de tomar una rica cerveza (lejos del señor, obviamente) de pensar que mi apellido podría ser un barrera para entrar al edificio…luego de todo eso, entramos….

Victoria Mil Live
Mucho había leído y escuchado acerca de los recitales de Victoria Mil…quizás demasiado. Que no suenan bien, que están dentro de una burbuja, que tanto las voces de Miguel Castro como la de Julian della Paolera muestran muchas fallas al interpretar los temas…en fin…me habían generado mucha curiosidad todos esos comentarios. Pero para ser más exacto, el mayor interés por escucharlos en vivo era obra y causa de su último disco, el empalagoso Estoy bien bien bien. Básicamente, el recital se dividió en dos partes. La primera mitad del concierto fue cuando Victoria Mil demostró su déficit (o poca voluntad) para transmitir la energía y toda la vigorosidad que Estoy bien bien bien transmite en sus 50min. de duración. El show arrancó con una versión calma (apagada) de “El rock vive de mí” que fue un presagio de cómo iba a ser la primera mitad del concierto. Así pasaron “Por tus ojos”, “Se fue”, “Dulce hastío”, un tema nuevo (muy Happy Mondays) y otras canciones que, ya sea por desperfectos en el sonido de la banda o por propia voluntad de sonar de esa forma, dejaban una sensación de vacío musical, un estado crítico de anemia. La guitarra de Julián Della Paolera parecía estar censurada, ya que los samplers que Miguel Castro ejecutaba desde su lindo tablero, eran lo que más afectaba a las canciones. No pretendo empezar una discusión símil Pappo- dj Deró, ya que es un tema viejo e insignificante. Una banda sin guitarras puede sonar más enérgica que otra llena de acoples….Si bien los instrumentos son una forma de empezar a definirse como grupo, la forma en que se ejecutan los mismos es la clave para definir el rumbo que cada banda toma. En este caso, los Victoria Mil son un ejemplo que funciona para ambos casos. Como ya se ha dicho, la primera mitad del show pecó de un abuso de laptoops, samplers y programaciones. Pero el problema no fue la elección de esos instrumentos, sino la ejecución apagada, abúlica y apática con la cual Victoria Mil afrontó los temas de su última larga duración. Pero algunas cosas cambian…La segunda media hora del concierto fue la contra cara de los primeros 30 min. De repente, no sólo el volumen del sonido en general aumentó, sino que Julián Della Paolera empezó a tener más protagonismo en las canciones, causando como resultado temas más enérgicos y personales. Con esta (nueva) actitud, el grupo de Adrogué repasó canciones de Este cielo de estrellas caerá. Si bien en “Me miraste fijo” los oídos habían empezado a volver a ser atraídos, fue con la bomba llamada "G-13" el momento en el cual el recital despegaba. Ese mar bailable que es "G-13" fue una catarsis para muchos…especialmente para un grupo de adolescentes que estaban en la 1era fila. Lo que era una premonición se transformó en realidad. “Consejos desde arriba”, “No nos”, “Junto latas” y “ying yang” fueron canciones en las cuales Victoria Mil pudo llevar a cabo su concepción de lo que es el pop. Puentes y estrofas musicalmente simples, pequeñas distorsiones y letras que no buscan complejidades, sino que pretenden ser un elemento más en la búsqueda de la canción pop perfecta.

Para el final, los Victoria Mil cerraron con “Flash”. Brillante tema, liderado por el sonido hipnótico del bajo y con intensas erupciones noise a cargo de Julián Della Paolera. “Me voy a dormir o me voy a morir”, cantaba Miguel Castro, transformando a esta última canción en el perfecto y caótico final del show.

Fotos: 1) Sacada de Rock.com.ar 2)Tomada de Zona indie 3)Extraída de Music global art

9 comentarios:

la vedette dijo...

no sabian que eran de adrogue!!! :P

Anónimo dijo...

Little Girl

Algun dia debia dejar mi huella.
Sinceramente Victoria Mil es un grupo q me desagrada. Como suele ser mi sentido musical como de costumbre.jaja.Sin embargo la lectura me resulto entretenida.Sabes expresar con seguridad lo q queres decir y sentis.En fin.Muy buena la redaccion.
juaz..solo keria decirte q pase..tenia q hacerlo ya que..bueno no importa.
bye

youth dijo...

Que anonimato tan misterioso...Gracias por el coment...
Victoria Mil creo estar seguro que son de Adrogué...como todas las bandas que perduran son de Pvcia y no de Capital....(Me dejaste sólo Vedette!!!....jajaja)

la vedette dijo...

por que lo deje solo señor youth? no se si es porque ya es un horario avanzado o que... pero la cosa es que no entendi!!

youth dijo...

Éramos los 2 de Pvcia...Ahora yo quedé como el ´´chico del campo´´.....jajaja....

la vedette dijo...

jajjajajjaja!!!! ok!! te olvidaste de nahuel ex-in... (es de pcia., no?) creo que no estas tan solo!!!
igualmente la pcia. se lo lleva en la forma de ser... va mas alla de donde vivas!!

la vedette dijo...

muchas gracias por lo que escribio señor!!! es verdad es dificil encontrar a alguien que a los 19 sepa lo que quiere hacer de su vida y haga hasta lo imposible por lograrlo, que no se quede con la primera negativa... no es por mandarme la parte... pero lo veo constantemente en mis amigos y en la gente de mi edad!!

me hizo muy leer su firma!!

Anónimo dijo...

Me parece q fuiste a otro recital porque miguel garcia es hijo de charly garcia y no canta en victoria mil ese es Miguel castro, y creo q toca el teclado no toca la guitarra., vos te informas? sabes algo? fumaste alguna vez un faso?

youth dijo...

Por si alguien cae en este blog, los errores estan corregidos...Gracias anónimo!....